Distintos especialistas anunciaron que la versión Android de Fortnite ha tenido problemas importantes de seguridad en donde criminales podrían haber difundido malware a través de una vulnerabilidad presente.

El hecho de que este juego se descargue a través de su tienda digital y no de Google Play, quien cuenta con un mayor nivel de seguridad interna,  ha sido un tema de debate de los expertos. El mismo Google fue quien descubrió la falla y Epic Games ya ha hecho los ajustes para poder corregirlo al momento de que se lo informaron.

Durante meses se creó una enorme expectativa sobre el salto de Fortnite de consolas y PC a la versión movil hasta inicios de este mes cuando fue lanzado en conjunto al nuevo Samsung Galaxy Note 9  y luego para otros celulares de última generación.

Epic Games informó a la Central Android sobre la resolución del problema pero no se sabe a ciencia cierta si efectivamente cibercriminales pudieron ingresar durante las horas en que se pudo descargar el juego.

La empresa también se ha disgustado por como Google tomó la situación ya que lo anunció públicamente antes de que mucha gente pudiera actualizar sus instaladores.